Durante el descanso de una jornada de siega, un trabajador portugués estaba colgándose de las ramas de un árbol para divertir a la gente, cuando en un momento desafortunado se soltó de las ramas dando con las costillas en el suelo. Mi abuelo le preguntó si se había hecho daño, a lo que el portugués respondió: ¡¡¡Me cago en La Luna!!!.

sábado, 15 de marzo de 2008

MAFIA: CITY OF LOST HEAVEN

Hace poco, hablando con el señor Johnny B, me di cuenta de que aún no había hablado en este terrorífico blog de algo fundamental en la vida de todo ser civilizado que se precie: Los videojuegos. Hoy concretamente hablaré del que probablemente sea mi juego favorito, una de las joyas de Illusion Softworks: Mafia.

Pero antes de empezar, ya que es la primera entrada sobre el Octavo Arte, voy poner aquí una tira de Mafalda que viene al pelo:

Cambiad "juguetes bélicos" por "videojuegos" y a la señora por cualquier presentador de informativos de Antena 3 (Clic para agrandar, que parecéis nuevos).

Este, al igual que todos los juegos que pueda comentar debido a que mi PC se quedó desfasado en la época del dichoso Píxel Shader, es un juego relativamente antiguo (quiero decir, que es antiguo de donde yo vengo) ya que salió en 2002 . Pero que eso no os lleve a engaño, sus gráficos no cantan demasiado incluso hoy en día y hasta hace poco eran superiores a la mayoría de los de los juegos que salieron después.


La introducción del juego, con cita erudita y todo, para que luego digan que los videojuegos no estimulan la inteligencia.

En este juego encarnamos a Tommy Angelo, un taxista de la ciudad de Lost Heaven, que en una jugada fortuita del destino acabará trabajando para Don Salieri, uno de los capos de la mafia de la ciudad. Durante sus diferentes misiones asistiremos a uno de los mejores guiones que se hayan escrito para un videojuego, en el que se reflejarán las reflexiones de Tommy sobre su nueva vida, en la que encontrará la amistad, el romance y por supuesto, la tensión y el peligro de un trabajo en la que las cosas pueden cambiar con un chascar de dedos. La historia de Mafia es a los videojuegos lo que "El Padrino" al cine, y no solo por tratar el tema de la mafia, si no por su calidad. Aunque yo lo comparo más con "Camino a la Perdición", supongo que por eso de que usan mucho el coche.
El juego se basa en una ciudad entera (con afueras incluídas) por la que podemos movernos en casi 60 tipos de coches diferentes, todos de la época de los 20's-30's-40's (las eses con apóstrofe tienen un toque molón). A pesar de ello, el juego no se basa en la conducción, si no que es un elemento más, que a pesar de tener un peso importante, en ocasiones es sólo el método para llegar a la misión que tengamos que desarrollar.
¿No os suena todo esto de algo?, efectivamente, Mafia copia claramente y sin rubor el estilo de los GTA, la buenísima y polémica saga de los estudios Rockstar. Pero a pesar de copiar ese estilo, el Mafia gana en bastantes aspectos a GTA 3 y Vice City e incluso al San Andreas, juego que salió algo después.
Comparándolos, se puede decir que el Mafia es más serio y realista que los GTA, así por ejemplo veremos que los coches reaccionan a los daños, reduciéndose la velocidad si los golpeas demasiado y parándose cuando los daños son muy graves (sin tener que explotar necesariamente como pasaba en GTA). Que por cierto, también al contrario que en GTA, los coches llevan gasolina, pero rara vez se te acaba y siempre es más fácil robar otro coche que rellenar el depósito. Otro elemento realista en los coches es que si por ejemplo llevas un descapotable y vuelcas, el pobre Tommy muere aplastado.
En Mafia también se roban coches (obviamente). Como en GTA, Tommy puede sacar a un pobre ciudadano de su vehículo y quedarse con él (con el coche, no con el ciudadano, eso es otra clase de juegos), pero una vez más presenta un contrapunto realista al GTA, en el que los transeúntes dejaban sus coches abiertos alegremente: Si queremos robar un coche aparcado, a Tommy le llevará un tiempo forzar la cerradura, pero aún así no podrá abrir todos los modelos y deberá aprender a hacerlo, tarea a la que nos ayudará el simpático mecánico Ralph, al que yo llamaba Murdock por su parecido con el famoso miembro de aquel comando de los años 80.
El problema del realismo es que los coches de aquella época son harto lentos, así que al principio del juego nos tocará llevar tartanas pisahuevos, que incluso se les hace difícil subir cuestas si los deterioramos. Esto se va solventando a medida que "desbloqueamos" coches mejores.
Los policías son mucho más "civilizados" que en GTA, ya que pueden multarte por exceso de velocidad o saltarte un semáforo (aunque semáforos solo los hay en una calle, supongo que debido a la novedad de estos aparatejos en esa época).
El realismo fuera de lo automovilístico se ve no solo en la tremenda calidad de los gráficos (el mar en la misión del puerto aun hoy es alucinante) si no en la física de los objetos. Las armas por ejemplo tienen retroceso y dejan los casquillos en el suelo (aparte de agujeros en la pared).
En cuanto a la jugabilidad, en general es difícil, pero no imposible, lo que ayuda a aumentar la diversión. Quizá la primera vez que se juega tenga momentos frustrantes, pero volveréis para superarlos, lo se, os conozco bien malandrines. En la jugabilidad hay un detalle ínfimo pero impotantísimo, que supera una vez más al GTA: dejando presionada la tecla TAB nos aparece el mapa completo de la ciudad, transparentándose para poder seguir moviéndonos mientras lo miramos. En el GTA para ver el mapa completo nos vemos obligados a salir al menú.
Las escenas cinemáticas no tienen nada que envidiar a las mejores películas de cine. Para los personajes usaron la tecnología de captura de movimientos, lo que, sobre todo en el año que salió, hace que te tengas que frotar los ojos al ver a esos muñecos hacer movimientos tan reales.
En cuanto a la banda sonora, se compone de una excelente música sinfónica (no se si se llama así, yo no se de música, pero de maldades muchas) y algún toque de jazz, que aunque es un tipo de música que me aburre en demasía, confieso que ambienta magistralmente el juego. Supongo que para oírla de fondo no está mal.
Pero ¡ay amigos!, no todo el monte es orégano y este juego, al contrario que el que escribe, tiene sus defectos.
En primer lugar tiene unas pocas misiones algo tediosas, que casi convierten lo que debería ser un juego en un trabajo. De echo hay una misión en la que hay que apilar unas cajas interminables, o sea, un trabajo en toda regla.
También había una misión en la que competías en una carrera de coches que era literalmente imposible de pasar a no ser con un truco, pero el problema se solventó con un parche que te permite elegir la dificultad.
Volviendo con el GTA, y en especial el San Andreas, hay un apartado en el que el juego de Rockstar gana a Mafia, y es la variedad de acciones que se pueden realizar fuera de las misiones principales. En Mafia, a pesar de tener un modo en el que te dan libertad de movimiento por toda la ciudad, a penas puedes hacer nada que no sea estrellar el coche de las mil maneras que se te puedan ocurrir. Cuando terminas la historia principal te dan la oportunidad de alargar la vida del juego con unas misiones de lo más surrealistas. En ellas tendrás que hacer cosas como conducir un camión que explotará si baja de determinada velocidad (sí, como en Speed, lo sabemos), atropellar a un tipo llamado Speedy Gonzalez que corre rapidísimo o salvar a una chica de una especie de monstruo gigante hinchable. Al pasártelas ganarás coches de lo más rocambolescos, pero la extrema dificultad y lo poco que ofrecen estas misiones posiblemente harán que las dejéis a un lado.
Para terminar os dejo un avance del Mafia 2, que saldrá en breve y al que parece que han dado un toque más tarantiniano. Y por cierto, aquí tenéis la demo del primero (230 MB).



Y eso es todo por hoy, que ya es bastante. El juego me temo que ya no está a la venta, así que supongo que no habrá problemas legales si lo conseguís por otros métodos... ¡ya sabéis cuales sinvergüenzas!. ¡AAAy!, que estáis obligando a los músicos a tocar en directo, ¡salvajes!, ¡antropófagos!.

¡ATENCION!: Si usáis el Kaspersky Antivirus desactivadlo durante la instalación ya que por alguna razón no puede instalarse con él activado.
Requisitos mínimos de Mafia: Pentium III 500 MHz o AMD Athlon processor, 96 MB RAM, 16x CD / DVD ROM, 1.8 GB de espacio libre en disco, tarjeta gráfica de16 MB, DirectX 8.1.
Recomendado: 700 MHz o más rápido, 128 MB RAM, 32x CD / DVD ROM, 1.8 GB libres en disco, tarjeta gráfica de 32 MB.

6 comentarios:

Johnny B. dijo...

Una de las cosas que más me gustaba del GTA que había muchos puntos donde te podían dar misión y daba igual el orden que escogieses, ¿en éste?

Tendré que "comprarlo", le hare al dependiente una oferta que no podrá rechazar.

Víctor SanCiprián dijo...

En este no, a no ser que contemos las misiones optativas de Lucas Bertone.
Pero de todas maneras da lo mismo, porque en el GTA eso lo único que hacía era que si te costaba mucho una misión dejarla para más tarde, pero al final tenías que pasarla igual.

Anónimo dijo...

Bueno, con todo lo que se ha hablado del GTA en esta entrada y en los comentarios, y en el messenger, no hay duda. Tienes que hacer una entrada sobre la saga GTA. Me ofrezco personalmente para hacer la pelota al San Andreas, para mi, el mejor juego al que he jugado.

Daniel dijo...

Alguna vez jugué a este juego. Me gustaba mucho la ambientación. Parecía sacada de una película del Padrino.

Anónimo dijo...

Por cierto, te aconsejo un nuevo enlace para tu pagina.

www.elsentidodelavida.net

Es un blog con una solera de la hostia (lleva dsd 2003 y la gente prácticamente se pega por poner comentarios en el); y si realmente tiene tantos lectores, es por algo.

Ya que estamos aprovecho para recomendar:

www.chicascachondas.peroyaverasquerisa cuandoveasloquetesoplamosporverlas.com
www.viagraparaunamigodeunamigoquelanecesita.queconfianzadacomprarmedicamentosporinternet. om

As camisetas mais molonas!

PD: que ilusion, tu segundo spammer

Víctor SanCiprián dijo...

Sí, ya me habías enseñado esa página, y la del sentido de la vida también...

Del GTA se hablará, pero quién sabe cuando. Recuerda que también avancé que iba a hablar de Batman y Robin y ya ves que no he puesto na de na todavía.