Durante el descanso de una jornada de siega, un trabajador portugués estaba colgándose de las ramas de un árbol para divertir a la gente, cuando en un momento desafortunado se soltó de las ramas dando con las costillas en el suelo. Mi abuelo le preguntó si se había hecho daño, a lo que el portugués respondió: ¡¡¡Me cago en La Luna!!!.

martes, 8 de mayo de 2007

OYE, ¿POR QUE BIZQUEAS?, NO, ES QUE ES EL OJO MAGICO.

Supongo que recordaréis aquellos libros que estuvieron tan de moda hace unos años, en los que nos ofrecían una serie de láminas que parecían sacadas de la imaginación de un hippie y en las que nos aseguraban que mirándolas de cierta manera podríamos ver una imagen tridimensional. Fue un fenómeno tan grande que incluso llegó a crear grupos de conspiranoides, posiblemente fans de Bruno Cardeñosa, que aseguraban que eso era un timo y que ahí no se ve nada, al revés que pasaba con los focos en el alunizaje del Apolo XI. Luego estabais los que simplemente no erais capaces de verlas, pero al contrario que en el caso anterior, lo asumíais y como mucho os sonrojabais al ver que vuestra tía de 75 años sí que las veía, o al menos eso decía, pero claro, no lo podíais comprobar.
Pero ¿por qué?, ¿por qué es tan difícil ver esas imágenes, al menos la primera vez?. Yo creo que la respuesta es bastante sencilla: Las instrucciones que vienen en el libro son una @#~# mierda. En ellas nos cuentan no se qué historias de acercar la cara al libro o de intentar mirar más allá de él. Con todas estas técnicas tan enrevesadas, lo que nos quieren decir es que HAY QUE VER DOBLE. No es otra cosa que eso. No me quiero imaginar a los que redactaron el libro describiendo a sus hijos de donde vienen los niños. Y cuando digo ver doble, digo ver doble, no bizquear como dicen muchos, que vaya cuadro montáis, bizcos y pegando la cara al libro, lo siguiente es devolveros a la jaula.
Si no queda claro, aquí dejo una guía con imágenes, a ver si de una vez podemos sacaros de ese mundo de tristeza y dolor de la gente que no ve el ojo mágico.

En el siguiente ejemplo podéis observar que la imagen sigue unos patrones que se repiten:


Pues bien fácil, lo que tenéis que hacer es ver doble hasta que uno de esos dibujos (en este caso una rosa) se junte con el siguiente que sea igual:


Y aquí está la imagen sin mis garabatos, a ver si la podéis ver:


Yo creo que está bien claro, a no ser que no sepáis cómo ver doble, ahí ya no os puedo ayudar, quizá si vaciáis el mueble-bar, pero mejor iros a hacer sudokus, que es lo que mola hoy en día.




10 comentarios:

Heitor dijo...

Hay otra cosa que ayuda bastante, según mi experiencia: ser miope. Cuanto más miope seas, cuanto más te cueste ver en la realidad, mejor se te dará esto del 3D.
Así que yo siempre tuve problemas para ver algo (algunas imágenes eran ya imposibles), pero en el mundo real (parece que estoy hablando de matrix), les doy sopas con ondas a todos los del ojo mágico.

Víctor SanCiprián dijo...

Pues debes tener razón, porque yo soy bastante miope y las veo al instante, pero eso sí, si me quito las gafas no veo ni libro ni nada.

Anónimo dijo...

que bonito espacio Lete sigue así un saludo ¿a que no sabes quien soy ?

Víctor SanCiprián dijo...

Pues necesito más pistas, solo se que a las 12 de la mañana estabas frente a un ordenador. Así que de entre todo el mundo a quien le he dicho lo del blog y que aún no me ha escrito nada podrías ser cualquiera menos Hector, que es el único que escribe. Por cierto, gracias Hector.

Anónimo dijo...

Ahhhhhh, leer tu blog es como estar en el pueblo, pero sin esas miradas lascivas que me echas (creo que ya sabes quien soy).

Se notan tus influencias Virueteras y Chanantes, pero es uno de los blogs con los que más me parto la caja, sobre todo cuando me rallo de estar 3 horas seguidas programando. Actualizalo a ese ritmo y quizá tu proxima mirada lasciva se vea correspondida.

Víctor SanCiprián dijo...

Comentarios homosexuales (no correspondidos, que le quede claro a todo el mundo), 3 horas programando... Gracias mr. Gates por acercarse a mi blog.
Noenserio, supongo que seréis el abad González, del priorato de Vitoria. En verdad espero poder seguir llenando de jocosidad mis manuscritos, a pesar de los tiempos aciagos que nos toca soportar y de la afirmación de Jorge de Burgos, que asegura que la risa es un viento diabólico, que deforma las facciones y hace que los hombres parezcan monos.

Dani dijo...

Muy bueno, Lete, sigue así resolviéndonos los misterios del Universo que nos rodea.
En la imagen esa se ve un corazón, verdad?

Heitor dijo...

No hay de que, cuando el blog mola no es dificil entrar a escribir.
Por cierto... es un corazon, es un corazon... quereis dejar de restregármelo!!!

Víctor SanCiprián dijo...

Efectivamente, es un corazón, ya sabéis que no me van las cursiladas, pero era el más fácil de ver que encontré.
Heitor: No desfallezcas, siempre te quedarán las gafas del Imax.

Anónimo dijo...

Me cago en la luna !!! Bonita historia y mejor titulo.Quien se resistiría a entrar ? Pero luego resulta que es tan bueno el contenido como el continente.
Otro louxeiro o pariente de...o colega, que como los salmones retornan a su origen? Me siento como en nuestro pequeño Macondo, pero en la blogosfera. Y es sólo el principio, a este paso tendremos que crear la comunidad bloguera "Louxeiros sem Fronteiras".
¿Quien carallo soy?..Aunque con tanto crack suelto, os será facil.
Los Lapelos... Me Lapelan (LMLP)