Durante el descanso de una jornada de siega, un trabajador portugués estaba colgándose de las ramas de un árbol para divertir a la gente, cuando en un momento desafortunado se soltó de las ramas dando con las costillas en el suelo. Mi abuelo le preguntó si se había hecho daño, a lo que el portugués respondió: ¡¡¡Me cago en La Luna!!!.

viernes, 7 de septiembre de 2007

O PARTE

Hoy un artículo lleno de odio, de esos que tanto gustan en los blogs. He intentado no hacer ninguno, pero hoy me ha dado por ahí. Y es que como dice Homer, criticar es muy fácil... ¡y divertido!.
"O parte", como le llama mi abuela y mucha gente del pueblo, o lo que es lo mismo, el telediario. Yo es que odio los telediarios, desde siempre. Recuerdo cuando era pequeño, cuando todavía no sabía la hora, que averigüé que después de cinco noticias se acababa y empezaban los dibujos (cuando los sábados después del telediario ponían dibujos, es más, cuando ponían dibujos en la tele). Y esas cinco noticias equivalían a media hora más o menos, porque ahora... poco a poco los han ido alargando hasta casi una hora. Y lo entendería si esas noticias fuesen importantes, pero es que no hay tantas en un día como para rellenar toda una hora, por eso nos encontramos con ese labrador que ha cultivado un pepino de 500 kilos o las alarmantes noticias de que los videojuegos hacen que los críos maten a sus padres con una katana (Antena 3 siempre a la vanguardia). Como todos sabemos, en España los padres muertos por katana están a la orden del día.

(Introduzca aquí su propio chiste sobre ING Direct)

Luego están las noticias "segununestudio". Sí, según un estudio, los españoles somos los número noseque en la lista de países con el pelo más corto, o con más miedo a los ratones, o con menos tendencia a llevar calcetines rosas. En fin, que yo creo que se las inventan, porque me niego a creer que haya gente que se dedique a eso, ¿verdad?.
En los telediarios también nos ilustran año tras año, año tras año, AÑO TRAS AÑO, con las mismas dichosas noticias. ¿O es que no estáis hartos por estas fechas por ejemplo, de oír lo del "síndrome postvacacional" o la "vuelta al cole"?. Por Dios, Alá y Elvis Presley, ¿quién diablos no sabe a estas alturas que en septiembre los niños vuelven al colegio?, ¿algún analfabeto que nunca fue quizá?. Y desde aquí aprovecho para decir a los anunciantes, que LOS NIÑOS ODIAN LOS ANUNCIOS DE LA VUELTA AL COLE. También aprovecho para hacer un llamamiento a las fuerzas policiales para que investiguen a sus realizadores, ya que sospecho que drogan a los chiquillos. No puede ser que estén tan contentos diciendo que volver al cole es una aventura. Bueno, aventura puede que sí, pero terrorífica.
Volviendo a lo de las noticias que se repiten, estad atentos estas navidades, ya veréis como siguen a alguna ama de casa para ver cuánto se gasta en las cenas. Y en las noticias de las próximas elecciones veréis: La pareja que se casa ese mismo día votando, monjas votando, el crío estúpido que se pone nervioso al votar por primera vez (yo estaba tan nervioso que casi me olvido de ir), el típico niñito entrañable de 5 años que quiere votar (el mismo que trece años después dirá que no vota porque ninguno se lo merece, para tener una excusa que le permita dormir todo el domingo). Y por supuesto, la "anécdota del día" la protagonizará algún político que se olvidará el carné al ir a votar. Ya me diréis si he acertado.
Y luego eso de que lean lo que dicen en el telechisme ese, ya sabéis, la pantallita esa, que se nota un huevo que no saben ni lo que leen. Podían al menos darle un repaso antes de empezar, que muchas veces se traban porque el texto les pilla por sorpresa. Aunque no se si es peor que lo que hace Iñaki Gabilondo, gran periodista, sí, pero que parece un estudiante haciendo un examen oral: "Eh, eh ...en EEUU, el presidente, eh... ha... eh... ha declarado..."

El susodicho aparato

Y mi parte preferida: los deportes, o debería decir el fútbol, o debería decir el Madrid y el Barça. Porque ya puede un equipo de, pongamos balonmano, ganar la "copamásimportantequehayaenbalonmano", que si el presidente del Madrid se ha reunido en una cena con la peña de Barrabastro de Abajo, será una noticia mucho más importante. Y no me hagáis hablar de sus coletillas, palabras como: "el equipo che, tifosis o alirón" me ponen de los nervios, no se por qué, será que soy muy recalcitrante. Y por cierto, no estoy muy seguro, pero creo que tifosi es "hincha" en italiano, así que no se por qué demonios no les llaman "los hinchas italianos". Es como si en Inglaterra dijesen al ver hinchas españoles: "¡Ey, there come the hinchas!". Ridículo.

Noticia importantísima: En ambientes cercanos al Real Madrid nos aseguran que a estas horas Raúl debe estar echándose la siesta.

Y bueno, después de haber criticado algo que seguramente yo no sería capaz de hacer mejor, les emplazo a estar atentos a nuevas aventuras blogueras.

7 comentarios:

Heitor dijo...

Hombreee, ya echaba yo de menos el humor sarcástico Leteriano campando por la red. Bienvenido a la vuelta!!
Desde luego los telediarios se están pareciendo cada vez más a "La Bola", el periódico que aparecía siempre en los tebeos de Mortadelo y Filemón. Cuantas más desgracias juntas, mejor (a la cabeza siempre, A3). Eso añadido a que los periodistas parecen formados bajo la tutela de Coto Matamoros, le da a todo un aire bastante curioso. Lo mejor es pirarse a un sitio al que no llegue la señal de TV.

Víctor SanCiprián dijo...

Bienvenido de nuevo al blog de la absurdez y el desconcierto, señor nuncajamasiano (¿cómo demonios es el gentilicio de Nunca Jamás?). A ver si poco a poco el mundo vuelve a la rutina y empiezo a hacer entradas de verdad y no estas veraniegas en plan: "Qué pereza me da escribir, voy a tirar de Youtube".

Canónigo dijo...

Te falta mencionar la "escena" del dia después de Reyes, una cámara entra en una casa y todos los niños abren una montaña de juguetes después de ser despertados por la madre y el cámara sin sobresaltarse.

Nuindacil dijo...

Te doy la razón, Lete. Los telediarios son cada vez más odiosos, siempre las mismas mierdas en política, y llenos de noticias terribles. Parece que se regodeasen en eso. Dejemos todos de verlos, a ver si así desaparecen por completo de la faz de la TV.

Víctor SanCiprián dijo...

Tranquilos, en unos años desaparecerán los telediarios e incluso la televisión. Al no poner programación infantil no crean cantera, por lo que cuando esos niños sean mayores no estarán acostumbrados a verla, quizá por fortuna.

Canónigo dijo...

Que desaparezca la televisión...no sé, muchos recuerdos... Oliver y Benji, Campeones rumbo al mundial... Bola de Dragón y Dragon Ball Z... quizá no fuera buena cuando era pequeño, pero era entretenida. Que vivan las reposiciones!

elnotta dijo...

AMÉN. Aún digo más, los telediaros son la peor de las telebasuras, porque es basura envuelta en un halo de prestigio, seriedad y "servicio público" Y encima los ponen todos a la vez, a las horas de comer, que asco!
Creía que era el único que lo pensaba, gracias por esta acertada y divertida entrada.