Durante el descanso de una jornada de siega, un trabajador portugués estaba colgándose de las ramas de un árbol para divertir a la gente, cuando en un momento desafortunado se soltó de las ramas dando con las costillas en el suelo. Mi abuelo le preguntó si se había hecho daño, a lo que el portugués respondió: ¡¡¡Me cago en La Luna!!!.

miércoles, 28 de noviembre de 2007

SI, SI, INDIANA ESTA AQUI

Clic para agrandar, que suele decirse.



4 comentarios:

Daniel dijo...

En esas fotos parece que está muy viejo... Bueno, es que ya tiene sus años el señor Harrison. Espero que se siga defendiendo con el látigo.

Víctor SanCiprián dijo...

Pues tiene 65 y ahí para mi no aparenta más de 50.

Heitor dijo...

La sangre hierve, las neuronas se aceleran, el líquido amniótico... si yo no tengo de eso!!
Que ganas!!

Víctor SanCiprián dijo...

Es que Indiana hace que se revolucionen incluso las cosas que no tenemos.
Por cierto, ese esqueleto y las telarañas hacen pensar en la vieja escuela de efectos especiales. Ojalá.